Opinión

El touch, un complemento para el aprendizaje

amlodipin sandoz 5 mg

amlodipin actavis
En esta columna de opinión, Marcela Rossi, Gerente de Marketing de Banghó reflexiona sobre la educación y la tecnología

Las tablets llegaron para quedarse: se trata de la tecnología que dominó el mercado durante el 2013 por sus interfaces intuitivas, conectividad y capacidad de almacenamiento. Y todo indica que este año continuarán con esta tendencia en crecimiento.

Estos dispositivos son perfectos para las tareas escolares y los recreos del estudio,su interface touch y la posibilidad de descarga de un sinfín de aplicaciones educativas y para momentos de ocio; permite a los chicos en edad estudiantil, explorar un universo de nuevas emociones que articulan el juego con la enseñanza, convirtiendo a este artefacto en una opción atractiva a la hora de aprender.

Entender cómo sacar el mejor provecho de un buen uso de la tecnología permite avivar la ejercitación y el aprendizaje, a la vez que se motiva a un desarrollo entretenido de la infancia. Hoy en día, el mundo tecnológico ha creado múltiples juegos con bases educativas, portales pedagógicos, prácticas interfaces informativas y libros interactivos que impulsan el estudio desde un ángulo que conjuga la diversión con el aprendizaje.

Sin embargo, los instrumentos touch constituyen hoy un ingrediente influyente a la hora de entretener a los más chicos: es muy común encontrar en las tabletas a un sustituto del juego como lo conocemos tradicionalmente porque cautivan la atención de los más pequeños. Pero es importante subrayar la necesidad de continuar con la buena costumbre del esparcimiento al aire libre, la interacción entre niños y el descubrimiento de las habilidades y destrezas para propiciar e incentivar su sano crecimiento.

A su vez, también es fundamental acompañar a los estudiantes en las tareas escolares, cuidándolos y salvaguardando el buen uso de la tecnología para evitar la seducción por el encanto del pasatiempo y la distracción, ofreciéndoles una herramienta que les facilite la resolución de problemas.

Como adultos, somos los encargados de ampliarles el mundo y de orientarlos en la búsqueda de instrumentos para responder a sus incógnitas.

Encontrar en la tecnología un aliado educativo es la clave para estimular a los estudiantes desde una nueva perspectiva pedagógica, aprovechando su portabilidad y características técnicas, ya sea dentro como fuera de las aulas.

Más información: www.bangho.com.ar

Artículo anterior

Ventajas de armar un plan de negocios

Artículo posterior

Participe del Barómetro de Confianza Ejecutiva